Colores

11950645_147118902301470_831080692_n

Llueve. Llueve la hostia. Llueve como llueve en los sueños de los hombres que nunca han conocido la lluvia y la imaginan como una lengua de agua deslomando la tierra. Llueve. Mark Lanegan canta que se acerca el invierno, yo enciendo un cigarro debajo de un balcón. El aire es de agua. La canción continúa: pero cuando más te echo de menos, mi amor, es cuando las hojas se caen en otoño. Madrid estaba lleno de árboles y en noviembre las aceras crujían como si estuvieran hechas de papel de arroz. Algún día, pensaba, caminaré descalzo sobre las hojas, pero nunca lo hice.

Mark canta: cierro los ojos y veo colores hermosos. En el sur, donde nací, el verano asfixiaba a las margaritas y los niños descabezábamos amapolas. Los colores bailan solo para mí. El cielo es joven, se derrumba. De entre las nubes surgen brazos, besos, promesas y puñetazos. Debajo de este balcón la lluvia tiene mil años.

Cierro los ojos y veo colores hermosos. El cigarro se ahoga. El humo se empaña. Veo cambiar de color la luz de las farolas de Tetuán. En esta calle, adonde veníamos para volver de los bares, he celebrados dos veces mi cumpleaños, puede que tres. En esta calle que empieza en La Sardinera y no sé dónde termina, porque según la cuesta se alarga los pies pesan como las mentiras.

Pero está bien que no lo sepamos todo. Hay que dejar algún secreto sin descubrir, proteger los misterios. Hay que guardar, en un lugar a cubierto, las espinas, los deseos y las alas. Mark sigue cantando, la lluvia afloja. Las zapatillas mojadas, las manos en los bolsillos. Adiós, ciudad, no mueras sola. Una gota cae desde el balcón, me golpea en la frente y se desliza despacio, como un niño que se pierde a propósito para llegar tarde al colegio. Se queda en los alrededores del ojo, indecisa. Parece una lágrima. Pero es una gota de lluvia.

Pero parece una lágrima.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Canciones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Colores

  1. Me alegra leer otra vez por aquí esta prosa que llueve. Espero que entre estos chaparrones y los futbolísticos europeos menudeen más por aquí las esperadas gotas, muchas gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s