Sol

10499296_683837268350759_1715085284_nSale el sol y el corazón le hace a uno un pumpumpum diferente. Qué nuevo todo. Qué cielo. Qué alegría. Qué cosa. Hace sol y el ruido de la calle es un Aleluya de Händel. Y todo es música, porque la sangre zapatea. Porque esta ciudad, tan del norte ella, es más bonita con luz. Porque todo es más bonito con luz.

Hoy ha hecho sol.

Y yo no he ido a ver la bahía, ay que pecado, que no es la misma con tantos y tantos nublos encima, un día y otro, qué cruz, qué condena, pero iré mañana, o el otro, con sol, con colores brillantes, hay tiempo. Porque la lluvia no gana nunca. Y porque incluso en los peores días del invierno queda la certeza. Tarda, pero se abre paso, la luz, siempre.

Hoy ha hecho sol, y todos somos más felices. Porque los zapatos pesan menos, el cielo es una cosa mucho más ligera. Un día así, en medio del invierno, después de tres semanas, o más, de paraguas y charcos y caminar siempre con una amenaza sobre la cabeza, por debajo de los balcones, un día así, decidme que no, es un verano regalado. Es una promesa cumplida, una maravilla, un dolor menos, una pena que se sopla, adiós, como los dientes de león por el aire.

Un sol. El sol. Azul. Solo eso. Qué cosa. Qué bien. Qué alegría.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cantabria. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s