Historia extraña

2185840574_ca31d10827La vida es rara. El otro día llaman a la puerta, abro y me encuentro a un chavalito muy peripuesto que quería endiñarme unas papeletas para financiar un centro de desintoxicación de Granada que, al parecer, carece de ayudas estatales. Hasta ahí todo bien. Le explico así por encima que muy estupendo lo suyo pero que no tengo un chavo porque soy pobre y lo siento y que tampoco juego a la lotería y ya me dirás tú que mira como está la cosa. Y el muchacho que qué me vas a contar, por aquí y por allí, mirándome así como pensando tampoco me hacía yo muchas ilusiones contigo… Hay que decir que no se esforzaba mucho, como si el asunto le devocionara poco. Una situación de esas que pasan todos los días un rato. Así que estoy ya para cerrar cuando mi muchachito se frota un brazo, como un actor que calienta para salir de sí y entrar en el personaje, y me mira medio calculando y me dice: y oye cambiando de tema, esto ya no tiene nada que ver con lo otro, ¿no sabrás tú dónde puedo pillar aquí un poco de hierba?

Que a ver. Yo no juzgo al muchacho. Como decía el Fary: deja a los chavalotes, déjalos que caminen como ellos camelen, si camelan pegarle un poquito a la lejía o camelan pegarle un poquito a la mandanga… pues déjalos. Y que es así. Solo que casi muero de tanta ironía que me salió disparada a la frente como el perdigón de una escopetilla de plomos. ¿Y qué haces? Pues le he puesto esta cara y le he dicho que yo que sé, hombre, ni puta idea, date una vuelta por ahí y mírate bien lo de andar preguntando según que cosas. Que ya sé yo que el pueblo es chico, y tiene que ser un papelón que lo manden a uno desde Granada al culo del mundo con el solazo este a dar vueltas llamando a los timbres con un puñado de papelajos timbrados para sacar unas monedas que a lo mejor no te dan ni para la gasolina. Pero que es raro.

Y pensaba también que por lo que sea a mí se me cruzan las cosas raras como si un demiurgo cachondo me las soltara delante. Como en un billete al trasluz, en la realidad se ven marcas de agua y símbolos extraños cuando se la observa con un poco de tiento. Yo no juzgo, ni hago valoraciones morales ni hostias de esas que te cierran las perspectivas. Yo me imagino al muchacho, con sus pocas ganas y su monazo, y me digo que seguramente llevaba una historia pegada a la suela de las zapatillas y unas cuantas promesas rotas en el bolsillo y unos cuantos bandazos bien dados, como yo y como todos. Y a lo mejor todo eso explicaba que le hiciera falta encontrar de fumar como fuera, a las once de la mañana y en un pueblo perdido debajo del sol, como si a la vuelta ya fuera tarde.

Y no sé qué más decir. He cerrado la puerta y cada uno ha vuelto con su vida y sus cosas. La vida es eso que llevas encima como buenamente puedes. A veces es rara. Pero creo que siempre merece la pena. Solo hay que abrir la puerta y ver quién llama. Mi pobre chaval habrá seguido echando su ratito hasta la hora de comer, vendiendo lotería para la gente que se perdió y que ya no quiere más desamparo, preguntando y oye una cosa que no tiene nada que ver con esto ¿tú no sabrás? al más mínimo indicio de su lógica un poco desesperada. Y si ha encontrado lo que buscaba se habrá vuelto a casa contento, aunque haya faltado a algún te lo juro y haya desandado algún caminito a medias. No pasa nada. Todos nos merecemos encontrar lo que deseamos. A veces lo encontramos y a veces nos encuentra. Y a veces es una bendición y a veces lo peor que te puede ocurrir. Tú solo abre la puerta y mira quién es.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Desastres y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s