Guignol’s Band (prólogo)

celine_louis-ferdinand_destouches_dit_guignols_band_paris_editions_den_d5371830hDonde más he aprendido yo de literatura es en el prólogo que le hizo Céline a su Guignol’s Band. Son cuatro páginas. La novela tiene chispazos, porque Louis era demasiado genio, pero se cae demasiadas veces. No es el Viaje. Ni siquiera Muerte a Crédito. La banda de guiñoles, eso sí, no engaña: es Céline desatado a puntos suspensivos, signos de exclamación y escenas de cabaret. Cuenta las aventuras de Ferdinand Bardamu de chavalito lumpen en Londres. El mensaje es el habitual: no future. Céline tenía una visión muy poco amable de la sociedad. En sus libros todos los personajes, Bardamu el primero, van a lo suyo, y son quien más quien menos un poco hijoputas: egoístas, violentos, descreídos. Y sin embargo, por algún rinconcito aparece un personaje puro: Molly y Alcide en el Viaje, el tío en Muerte a Crédito. Señal de que Céline no se quería dejarse morir del todo. El Guignol’s Band es un poco eso: un desfile. Con mucha música. Aquí hay monólogo y detallismo y escenas que duran cien páginas, guiñol, alucinación, desesperación y pesadilla.

El prólogo es la joya. Os lo digo yo, que odio a los prologuistas. Empieza así: ¡Lectores amigos, menos amigos, enemigos, Críticos!. Es Céline repartiendo, quejándose del maltrato de la Academia, preguntándose esto y lo otro. Es pura hipnosis, como el torno de un alfarero. Cuando alguien posee el talento torrencial de Louis Ferdinand con las palabras y está cabreado y en plan victimista bufando como un gato contra la pared es una maravilla escuchar.

Yo me callo y lo dejo que hable. El Guignol’s Band se publicó en su momento en dos partes. Lo que sigue son unos cuantos extractos del prólogo que Céline escribió cuando se publicó la primera, explicando que faltaba todavía medio libro y cagándose en todo de paso. Las citas están sacadas de la edición de bolsillo de Lumen y Random House Mondadori. La traducción es de Carlos Manzano.

Entonces va y se presenta Dënoel, ¡fuera de sí!…
“Pero, oiga, ¡ya es que no entiendo nada! ¡ah! ¡pero es terrible! ¡no es posible! ¡No veo otra cosa que peleas en su libro! ¡vamos derechos al desastre! ¡Ni siquiera es un libro! ¡Ni pies ni cabeza!”
Si le enseñara yo El rey Lear no vería sino matanzas en él.
¿Qué ve él en la vida?

Muerte a Crédito tuvo por acogida, recuérdese, un fuego de barrera como pocas veces se había visto, ¡por la intensidad, la mala leche y la hiel! Toda la caterva, hasta el último confín, de la Crítica, pero que en pleno, meapilas, masones, judiatas, andobas y chorbos, gafotas, cuchicheones, atletas, lameculos, toda la Legión, toda ahí, en pie, ¡huraña y soltando gilipolleces por la boca!
¡El toque de acoso!
Y después se calmaron, ya veis, ahora Muerte a Crédito está más apreciado que el Viaje. ¡Se nos jala incluso todo nuestro papel! ¡Escandaliza!
Así son las cosas…

“¡Ah! pero, ¡no hay que olvidar los ‘joder’! ¡Groserías! ¡Esto es lo que atrae a su clientela!”
¡Ah! ¡ya os veo venir! ¡Eso es fácil de decir! Pero ¡hay que colocarlas! ¡Probad, probad! ¡No habla caliente todo el que quiere! ¡Sería demasiado cómodo!

Discuten sobre los puntos suspensivos o que si no… que si es quedarse con el mundo… más luego que si esto y que si lo otro… ¡el tono que se da!… la afectación… etc, ¡y patatín!… ¡y las comas!… pero, ¡nadie me pregunta a mí lo que pienso!… y hacen comparaciones… Yo no soy envidioso, ¡os ruego que me creáis!… ¡Ah! pues, ¡no me la trae floja ni nada! Mejor para los otros, ¡los otros libros!… pero yo, de verdad, no puedo leerlos… Me parecen proyectos, no escritos, muertos al nacer, ni hechos ni por hacer, la vida es lo que les falta…

Tengo que confesaros que mi abuelo, Auguste Destouches se llamaba, practicaba la prosopopeya, era incluso profesor de eso en el instituto de Le Havre, y brillante, hacia 1855.
¡Con eso os hacéis una idea de lo que desconfío yo, atroz! ¡Lo innata que tengo la inclinación!
Poseo todos los escritos del abuelo, sus legajos, sus borradores, ¡cajones enteros! ¡Ah! ¡temibles! Componía los discursos del Prefecto, ¡en un estilo, os lo aseguro, fenomenal! ¡Menudo si tenía seguridad con el adjetivo! ¡si la bordaba, la florecilla! ¡Nunca un desliz! ¡Espuma y pámpano! ¡Hijo de los Gracos! ¡La sentencia y todo! ¡En verso igual que en prosa! Se llevaba todas las medallas de la Academia.
Los conservo con emoción.
¡Es mi antepasado! ¡Menudo si me conozco yo un poquito la lengua!, ¡y no es cosa de ayer, como tantos y tantos! ¡me apresuro a decirlo! ¡con sus finuras!
Me dejé todos mis “efectos”, mis “lítotes” y mis “pertinencias” en los pañales…
¡Ah! ¡no quiero saber nada de ellos! ¡me matarían! Mi abuelo Auguste está de acuerdo. Me lo dice desde allá arriba, me lo insufla, desde el cielos…
“Niño, ¡sin prosopopeya!”

El jazz acabó con el vals. El impresionismo mató la luz falsa, ¡o se escribe telegráfico o no se escribe ya!

¡A ver si lo entendéis! ¡Emocionaos! “No son sino peleas todos los capítulos” ¡Que objeción! ¡Que mentecatez! ¡Ah! ¡Cuidado! ¡La chorrada! ¡Presa del ataque! ¡Vuelan parloteos! ¡Emocionad, hostias! ¡Tataratá! ¡Saltad! ¡Vibrolead! ¡Estallad en vuestros caparazones! ¡Hurgaos, chorbos! ¡Destripad! ¡Encontrad el pálpito, hostia puta! ¡Eso es la fiesta! ¡Por fin! ¡Algo! ¡Despertar! ¡Hale, venga! ¡Robots del muermo! ¡Joder! ¡La transposición o la muerte!
¡Más no puedo deciros!
¡Besad a la que os guste más! ¡Si aun hay tiempo! ¡A vuestra salud! ¡Si vivís! ¡Lo demás vendrá solito! ¡Felicidad, salud, gracia y calaveradas! ¡No os ocupéis tanto de mí! ¡poned en marcha vuestros corazoncitos!
¡Será lo que pongáis! ¡la tormenta o la flauta! ¡como en el cielo, como donde los Ángeles!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Literatura y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s