Más difícil todavía

Rato tocando la campanaEspaña es como el circo: siempre hay un más difícil todavía. Y nunca falta un Consejo de Administración para un ex ministro ni una colleja para el buen pueblo, que ya ni se tiene en pie. ¿Pero esto? ¿Pero, pero…?  Esos muchachos, que tan bien trabajaron y tanto se esforzaron, tanto como pringaron en el Gobierno, ¿los vas a dejar después en la estacada? ¿Son formas? Aquí al más pobrecito se le apaña rápidamente un trabajillo en Repsol, en Gas Natural, en Endesa, en las cajas de ahorros esas que había antes, en cualquier compañía estatal que te pusiste a privatizar de champán y juerga con tus colegas. Mismamente.

No me digáis que tremendos profesionales como Ángel Acebes o Eduardo Zaplana no pueden ofrecer todavía un servicio al país. ¿Que no veis que dejarlos en la calle es desperdiciar talento y capital humano? Aquí, con lo fino que se chanchullea, tirar de agenda es un arte: leer el periódico en un despacho con vistas al distrito financiero y hacer cuatro llamadas es algo por lo que se pagan buenas soldadas. Apunta: Pedro Solbes (Enel), Miguel Boyer (Red Eléctrica), Josu Jon Imaz (Petronor), Elena Salgado (Endesa), Ángel Acebes (Iberdrola), Josep Borrell (Abengoa), Josep Piqué (Vueling), Miquel Roca (Endesa)… La lista es larga e incluye a Carlos Solchaga, Ana de Palacio, José Antonio Ardanza, Narcís Serra y los ex presidentes Felipe González (Gas Natural) y José María Aznar (Endesa) Muchos de los citados distribuyen sus saberes entre varias empresas. Cuando uno deja la política, no hay colores, ni rencores. Todos para uno y uno para todos, estilo mosquetero de Francia.

Diréis que es una vergüenza. ¡Jipis! Ni que encontrarle un curro a tanto incompetente fuera sencillo. Esta gente vendió el país a cachos y ahora exigen contrapartidas. Quid pro quo. O como se diga. Dichosos aquellos que todavía saben apreciar el valor de una verdadera amistad y se acuerdan de los viejos compinches cuando toca repartir beneficios y asesorías. Ahí tenéis a Rodrigo Rato. Desde que Aznar privatizó Telefónica y aupó a la presidencia a su amigo Villalonga y todo el mundo en este país aprendió que era lo de las stock options, no se había visto cosa igual. El ministro de Economía del milagro español, la burbuja y la ley del suelo, ex presidente del Fondo Monetario Internacional, ex presidente de Bankia con pensión de las buenas, ¿lo vas a dejar ahora tirado en la calle? ¿Con ese currículum?

Vale que como ministro fue uno de los principales responsables de la gran bola de mierda que nos tapa los ojos crisis económica con sus políticas de liberal de bien y su ese suelo te lo urbanizo yo en un pispás; vale que como presidente del FMI no hizo gran cosa y se limitó a verlas venir, lo cual no deja de ser una frase hecha porque en realidad no lo vio venir; vale que en Bankia fue la cabeza visible de uno de los mayores hundimientos guion estafas de la historia moderna de este país tan sufrido. Vale. Pero dime: ahora que la Audiencia Nacional lo investiga y después del mal trago de declarar como imputado – todo un caballero en semejante tesitura – ¿cómo no echarle una mano? Puestecito de asesor externo y sueldo de 100.000 euros al año. Todo eso en un país en el que los políticos criminalizan a los huelguistas y ahostian al buen pueblo a base de tasas, mamoneos y recortes. Payasos y trapecistas. Como en el circo. No hay duda: saldremos adelante. Este país, amigos, es el país en el que yo quiero vivir.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Desastres y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s