Esperando la próxima Glaciación

Seamos serios: en el sur se vive mejor. Y es que la civilización necesita calorcito y una lluvia que no sea escandalosa. Así la tierra se vuelve fértil, se crían fuertes los animales. Se sale uno al sol por las tardes. Así nació la filosofía, en Grecia, buen clima, para pasear, discutir, empezar a cuestionarse uno cosas, las esencias de la existencia, las conductas morales, inventarse el teatro, también, al aire libre, la tragedia. Eso no se puede hacer en Rusia. Hablando de Rusia, en uno de los cuentos de Chéjov, dos hombres discuten precisamente sobre filosofía y uno de ellos cita a Diógenes, el cínico que vivía en un barril y le dijo a Alejandro Magno que se quitara de en medio y dejara de taparle la luz. El hombre aludido replica: ¡me gustaría verlo a mí, en Rusia, a Diógenes, con su barril, cuando llega el invierno!

En Europa, sobre todo por la parte occidental, el buen tiempo se lo debemos a un río que va por debajo del mar y que mueve cien veces más agua que el Amazonas y el Misisipi juntos: la corriente de Golfo. Lo de río es un decir. Hablamos de un flujo de agua inmenso que se desplaza desde el Golfo de México hasta el Atlántico Norte y se trae consigo el calor del Caribe. La corriente juega un papel esencial en el equilibrio climático del planeta y es la causante, por ejemplo, de que las islas británicas tengan un clima mucho más benigno que el norte de Europa y el sur de la península escandinava, aunque estén en la misma latitud.

El caso es que la corriente se está deteniendo y nadie sabe muy bien por qué. La opinión mayoritaria es que el deshielo de Groenlandia está aumentando los niveles de agua dulce en el Atlántico Norte, lo que altera la salinidad y la densidad de las aguas impidiendo la circulación normal de la Corriente. Cosas de los fluidos. A más deshielo, menos Corriente.

Nadie se ve tampoco capaz de predecir con seguridad lo que puede ocurrir. Dependerá del ritmo al que se vaya derritiendo el casquete polar ártico. Lo que es casi seguro es que nuestros nietos pasarán frío. Como dirían en Juego de Tronos: Winter is coming. El escenario moderado prevé un descenso asumible de las temperaturas. El escenario catastrofista, el deshielo completo, la desaparición total de la corriente del Golfo y una nueva Glaciación.

Eso dejaría a Europa inservible y cubierta de hielo. Los mamuts y todo eso. Se salvarían España, Italia, Grecia y a lo mejor Portugal. Lo que no deja de tener su gracia porque hoy el Eurogrupo ha vuelto a aplazar hasta el 20 de noviembre el desbloqueo de la ayuda urgente de 31.500 millones de euros que esperan los griegos y las primas de riesgo de Italia y España se han empezado a disparar otra vez.

Sucederá dentro de cientos de años, y a lo mejor ni siquiera sucede, pero puede que acaben todos congelados mientras aquí abajo nos salimos al sol por las tardes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Desastres, Internacional y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s