Mensajes contradictorios

Últimamente me pasa que me desconcierta la realidad. Pones las noticias el lunes: pánico bancario, los balances de Bankia estaban trucados, cuentas ful y ruina pero tranquilos, el Gobierno trabaja en ello, nada de alarmas, todo está controlado. Pones las noticias el martes: el Gobierno inyectará siete mil millones de euros en Bankia, que no cunda el pánico, Rodrigo Rato dimite por nota de prensa, todo está controlado, a lo mejor son diez mil millones, los griegos son incapaces de formar Gobierno, pero no pasa nada, al avión de Hollande le cae un rayo, ya hay sucesor para Rato. Pones las noticias el miércoles: el Gobierno nacionaliza Bankia, no es una nacionalización, sí es una nacionalización, los griegos siguen tirándose de todo entre ellos, a lo mejor se salen del euro, el Estado recuperará el dinero inyectado en Bankia, a lo mejor el Estado no recupera el dinero inyectado en Bankia, Hollande está bien. Pones las noticias el jueves: vamos a morir todos, Grecia tendrá que repetir elecciones, Grecia está virtualmente fuera del euro, siempre os llevaremos en nuestros corazones, muchachos, asegura Angela Merkel, Bankia se desploma en bolsa, la mayor caída desde el desastre de Annual, premios Nobel predicen corralitos en el sur de Europa, todo está bien, todo está bien, hordas de zombis avistadas por la parte de Mondoñedo. Pones las noticias el viernes: Angela Merkel propone que los griegos convoquen un referéndum para decidir si se quedan en el euro y se dejen de tonterías, Bankia repunta un 20 por ciento en bolsa, consejo de ministros, todo está bien, todo está bien, las hordas zombis pasaron de largo hacia Portugal, todo perfecto, los dineros están a salvo en Bankia, Rajoy hablará un día de estos. Los expertos opinan: ¿qué hacer en caso de restricciones masivas  en el flujo de capital?. Reportaje en profundidad: el euro ¿qué es eso del euro?. Consejo publicitario: dispare a la cabeza y eche a correr.

Y así todo el rato.

Se trata de una técnica bastante vieja empleada desde tiempos inmemoriales para agilipollar a la gente. Es sabido que el ser humano soporta la tensión hasta un determinado umbral y después se bloquea. La clave está en aumentar el estrés hasta el punto traumático, esperar los gritos y el rechinar de dientes y entonces lanzar un mensaje postivo que reduzca levemente la tensión hasta un nivel soportable. Y vuelta a empezar. Cuando repites la operación unas cuantas veces tienes a la población al borde del ataque de nervios y completamente gilipollas.

Luego bates los huevos. Y para que la cosa no quede sosa te buscas un enemigo exterior al que culpar de todos los males. Pueden ser los griegos, Angela Merkel, los mercados o los malignos inmigrantes sin papeles que colapsan la sanidad. De esta manera se encauzan las frustraciones y se dirigen contra un objetivo concreto y vacío. Si el culpable cambia cada semana, la confusión será completa y el descojone total.

Una vez que tienes las claras a punto de nieve ya te puedes dedicar a gobernar aplicando la ideología en acciones prácticas y concretas: derogar la ley de plazos para el aborto, aprobar una reforma laboral jaleada por la patronal, cambiar de acera la asignatura de Educación para la Ciudadanía, quitar becas, apalear chavalitos y desmantelar servicios públicos. A la gente le va a dar igual. Bastante tiene la gente con ir haciendo cuerpo y acopio de víveres para cuando venga el Apocalipsis mientras claman al cielo preguntando qué habremos hecho nosotros, pobrecitos, para merecer tanto daño.

El problema en España es que uno nunca sabe hasta qué punto todo forma parte de una estrategia propagandística organizada, chapucera pero organizada, o simplemente se dedican a improvisar sobre la marcha porque todo les pilla de nuevas. Es igual. La propaganda con fines chungos y la incompetencia tienen idénticas consecuencias: terminas puteado lo mismo.

Y hablando de terminar, y por epatar, un mensaje concreto: Rajoy está intentando reparar un reactor nuclear con cinta aislante y un chicle. No le va a salir bien.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Desastres y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s