Grandes obras de la literatura universal en un cuarto de hora: La Ilíada

El autor: Homero
Homero era un griego con cara de estatua del siglo muy atrás antes de Cristo. Se dice que era ciego, aunque puede tratarse de un simple error de traducción perpetuado en el tiempo, o ganas de molestar.  O a lo mejor era verdad y el hombre no veía una mierda. Aparte de la Ilíada escribió la Odisea, que es la historia de Odiseo. Odiseo es Ulises, el de la Odisea. Algunos afirman que en realidad Homero no escribió nada, sino que se limitó a transcribir los poemas épicos que los rapsodas recitaban en público. Más todavía: nadie sabe a ciencia cierta si Homero existió realmente. Por otra parte, escribir dos grandes obras de la literatura universal sin haber llegado ni siquiera a existir tiene un mérito tremendo.

La historia: antecedentes
En Grecia estaba Helena de Troya, que todavía no era de Troya. Todos los reyes querían casarse con ella. Por lo que fuera. Zeus los juntó a todos y les dijo, palabras textuales: la muchacha escogerá a quien ella quiera y si después de casada alguno la manga estableceréis una alianza con el marido cornudo para darle de hostias al que se la lleve. Cosas de Zeus. Helena decidió casarse con Menelao, rey de Esparta.

En Troya estaba Paris, príncipe de la ciudad, hijo del viejo rey Príamo. Al muchacho le gustaba la buena vida y tenía buena planta. Corte al Olimpo. Hera, Afrodita y Atenea discuten acerca de quién de las tres es más bella. Para dilucidar la cuestión deciden escoger a un juez entendido en la materia, que resulta ser Paris. Corte a una habitación palaciega. Afrodita soborna a Paris. Le ofrece el poder de seducir a toda mujer viviente a cambio de ser la elegida. Corte a un bucólico claro en un bosque. Paris se reúne con las tres diosas y dirime el asunto: Afrodita es la más bella. Le entrega una manzana de oro que simboliza su superioridad femenil.

Esparta. Paris y Héctor, hijo mayor de Príamo, héroe y príncipe heredero de Troya, se alojan por unos días en el palacio de Menelao, quien los agasaja con buenas cenas y regalos careros. Paris guipa a Helena. Paris se folla seduce a Helena. Paris mete a Helena en la bodega del barco y se la lleva a Troya. Héctor se cosca. Héctor ahostia a Paris. Pero ya no tiene arreglo. Llegan a Troya. Príamo sabe que la guerra es inminente, pero confía en la legendaria resistencia de sus murallas.

Agamenón, rey de Micenas y hermano de Menelao, encabeza la alianza griega que parte hacia Troya para recuperar a Helena y aniquilar la ciudad. Agamenón piensa en términos geopolíticos. Menelao quiere venganza. Entre las tropas griegas se encuentran Ulises (inteligencia) Néstor (anciano sabio) Idomeneo (trágico rey cretense) Ajax (fuerza bruta) Diómedes (un griego) y otros. También Aquiles, hijo de diosa y mortal, que viaja a Troya para encontrar la muerte y la gloria. Mil naves parten de las costas griegas.

El libro
Es el décimo año del asedio griego sobre Troya. Diez años de guerra. Diez años de lucha estancada. Estamos en el campamento griego. Agamenón exige a Aquiles su botín de guerra del día: una muchacha llamada Criseida, sacerdotisa del templo de Apolo. Aquiles dice que nanay. Agamenón esgrime sus privilegios reales.  Aquiles cede. Pero en adelante se refugiará en su tienda negándose a luchar.

Los griegos y los troyanos luchan a las puertas de Troya. Los griegos y los troyanos luchan a las puertas de Troya. Los griegos y los troyanos luchan a las puertas de Troya. Así todo el rato.

Para poner fin a la guerra, Paris -seguramente borracho- decide retar a Menelao en un combate cuerpo a cuerpo. El que gane se queda a la chica y fin de la historia. Menelao acepta encantado. Menelao quiere arrancarle los huevos a Paris para hacerse un collar. Ambos están frente a frente sobre la arena troyana. Vista a Paris: un jovencito flojucho al que le tiemblan las piernas. Vista a Menelao: un fornido rey cornudo con una espada de metro y medio en la mano. Paris echa a correr. Afrodita le ayuda en su huida. Mientras, uno que se llama Pándaro le pega un flechazo a Menelao, sin llegar a matarlo. La escena es patética. La guerra vuelve a empezar.

Los griegos y los troyanos luchan a las puertas de Troya. Los griegos y los troyanos luchan a las puertas de Troya. Los griegos y los troyanos luchan a las puertas de Troya. De vez en cuando los dioses intervienen. Deidades que van con Troya: Apolo, Afrodita, Ares, Poseidón. Deidades que van con Grecia: Atenea, Hefesto, Hera. A Zeus se la pela. Zeus cambia de bando un día sí y otro también. En realidad, le duele la cabeza y está deseando que todo el mundo deje de hacer ruido.

Aquiles sigue sin pelear. El protegido de Aquiles, Patroclo (interpretaciones libres, pero no lo olvidemos: eran griegos) decide ponerse la armadura del gran héroe y salir a luchar para levantar el ánimo a los griegos, pelín decaídos. Héctor guipa a Patroclo. Héctor lo confunde con Aquiles. Héctor y Patroclo luchan. Héctor mata a Patroclo. Héctor de subidón. Cree que ha matado a Aquiles. Al retirar el casco descubre el rostro de un muchachito imberbe. Destrozado, se retira hacia Troya. Se entabla una lucha en torno al cadáver de Patroclo. Menelao consigue ahuyentar a los troyanos, recupera el cuerpo del chaval y lo lleva de regreso hasta el campamento de los griegos.

Aquiles se entera. Aquiles se cabrea. Mucho. Aquiles está muy loco. ¿Quién ha sido? Ha sido Héctor. Aquiles pilla la espada y se va derecho hacia Troya. Va matando por el camino. Mata mucho. Parte en dos el río Escamandro. Se planta ante las murallas. Decidle a Héctor que se baje. No se puede salir porque está castigado, se oye replicar desde la ciudad. Pero Héctor es un héroe. Héctor es valiente. Se despide de su mujer y de su hijo, de su padre y de Helena. El libro no dice nada, pero suponemos que revienta a hostias a Paris. Aquiles y Héctor luchan durante horas. Aquiles mata a Héctor. Atardece. El héroe muere en soledad bajo cien mil miradas que contemplan su agonía. Aquiles amarra el cuerpo de Héctor a un carro y lo arrastra sobre la arena y las piedras hasta desgarrar y desfigurar el cadáver. Hombres y dioses contemplan.

Exterior, noche. Príamo consigue entrar en el campamento griego protegido de las miradas de los vigías gracias a las artes de Hermes, el dios mensajero. Príamo llega hasta la tienda de Aquiles. Se presenta ante él. Se arrodilla y suplica que le entregue el cuerpo de su hijo muerto para enterrarlo con honores sagrados. Aquiles se niega. Aquiles contempla al anciano. Siente una punzada: compasión. Aquiles acepta. Príamo regresa a Troya con el cadáver de su hijo mayor. Se establece una tregua. Funerales por Patroclo y por Héctor. Fin de la Ilíada.

La Historia, epílogo
Pasa lo del caballo de Troya. La idea se le ocurrió a Ulises viendo que la guerra no terminaba. Los griegos dejan un caballo de madera gigante a las puertas de la ciudad y se esconden en su interior. Los troyanos se creen que los otros se han ido y han dejado el animal de regalo. Meten en la ciudad el bicho lleno de griegos. Llega la noche.  La ciudad duerme la borrachera de su victoria. Los griegos arrasan Troya. Arman la de ídem. En el frenesí de la batalla, Paris mata a Aquiles atinándole con una flecha en el talón. Otras versiones dicen que fue una puñalada por la espalda, los periódicos no lograron ponerse de acuerdo. La ciudad queda reducida a escombros. Los griegos que sobreviven regresan a sus casas después de diez años. Son recibidos con honores y algún hijo más de los que tenían al partir.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Desastres, Literatura y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Grandes obras de la literatura universal en un cuarto de hora: La Ilíada

  1. aikades dijo:

    Reblogged this on aikadia Blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s