Enrique Morente, un año después

Hoy hace un año que se murió. Fite tú si sería grande que hoy es hasta TT en el twitter, él, que era tan revolucionario, que de lo viejo se inventó mil cosas nuevas y siempre tuvo en el hacia delante el camino marcado; fite tú, que tan metáfora la cosa.

Tres seis cinco días después se puede decir sin susto que su figura se agranda y su luz ahí sigue, brillando, más maestro que nunca. Que vivió y fue valiente en lo suyo y sobre su obra no crecerá el musgo ni harán las arañas nido. Dejó muchos proyectos en el tintero, cosas que ya no existirán, porque nadie podrá hacerlas. Se murió de golpe y sin ganas. No un susurro, sino una explosión. Antes de irse se marcó una versión a piano pelao del Ángel Caído de Antonio Vega. Y luego ya el silencio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ídolos, Canciones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s