La situación y la esperanza

El decimocuarto libro se titula “¿Qué puede esperar un hombre sensato de los hombres del planeta, dadas las experiencias del último millón de años?” Leer el decimocuarto libro no lleva mucho tiempo. Consiste en una palabra y un punto. Dice así: “Nada.”
(Kurt Vonnegut; Cuna de Gato)

Uno echa un ojo a la portada de la edición digital de El País, por echar algo, y así a bote pronto se lee:

Que Navarra y Baleares se suman a los recortes (palabra que a lo tonto ha sustituido a crisis como trending topic del vocabulario informativo patrio) para ahorrar 400 millones; que el gobierno catalán dice sobre el impuesto a las grandes fortunas que pasando; que Juan Carlos I, aka the king, después de cascarse una buena comida con Bono, Zapatero y demás altos cargos institucionales para celebrar que en Noviembre la legislatura se acaba, va sonriente y ante la prensa suelta que España tendrá, sí, que hacer bastantes sacrificios para salir de la crisis. Y para redondear, Lula da Silva, la última gran esperanza blanca que no fue (Obama no entra en esta categoría por razones obvias) se arrejunta con Botín para presidir en Londres la cena que ofrece el Banco de Santander con motivo del Día del Inversor.

Por razones relacionadas con la pereza, este blog se abstiene de realizar ningún comentario al respecto y remite a la cita que encabeza esta entrada.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Desastres y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s