Periodismo Internacional

Podéis hacer la prueba poniendo el informativo de Telecinco, Cuatro, Antena 3 o La Sexta. Se trata de contar el número de informaciones referidas a inundaciones en China, descarrilamientos en La India, accidentes en la autovía de Varsovia, tiroteos en Los Ángeles, atracos en Londres o incendios forestales en Melbourne. Por poner unos ejemplos tomados al azar. Con sus más y sus menos -aquí Telecinco es el top y Antena 3 tira más hacia la información intrascendente, en plan desfiles de modelos en Kinsasha y vuelta al cole en Torrelodones-, todos los informativos españoles están plagados de noticias internacionales completamente irrelevantes. Comprendo el dolor de esa pobre familia de Arkansas que ha visto cómo su casa desaparecía arrasada por un tornado, pero considero que el hecho de que se me informe de ello es una total y absoluta pérdida de tiempo. No influye en mi vida ni en la de nadie más allá de aquellos que sufren la tragedia.

Ahora pensad en Sudán. Se trata de uno de los países más pobres de África. Durante décadas ha sido devastado por una sangrienta Guerra Civil y todos hemos oído  hablar de Darfour gracias a la cantidad de estrellas de rock y de Hollywood que se dedican a hacer cenas de tropecientos dólares el cubierto para recaudar fondos a favor de los refugiados y los niños comidos de moscas. Tras décadas de matanzas, el pasado mes de Enero se llevaron a cabo una serie de referendos para decidir la escisión del país. El 7 de Febrero se anunció que, con un 98% de votos a favor, el sur del país se independizaría del norte, algo que sucedió ofialmente el pasado 9 de Julio. Desde ese día hay un nuevo Estado en el continente africano. ¿Cuánto tiempo se dedicó a la noticia en los informativos españoles?

Vayamos un poco más hacia el este, hacia Costa de Marfil. Las elecciones de Noviembre de 2010 proclamaron vencendor al candidato opositor Alessane Quattara. Pero Laurent Gbagbo, presidente desde el año 2000, declaró nulos los comicios y se negó a abandonar el poder. Gbagbo creía contar con el apoyo del Ejército. Tras días de lucha y desconcierto, que ocuparon un cierto espacio en algunos medios impulsados por la ola  informativa que trajo consigo la primavera árabe, con el Ejército vuelto de lado, el antiguo presidente fue detenido en el búnker donde se hallaba encerrado con su familia. La situación en el país es precaria. El nuevo presidente pide a la ONU que envíe fuerzas de paz para contener una nueva Guerra Civil. Los chicos de la prensa solemos mirar poco hacia Costa de Marfil, desgraciadamente.

Tampoco miramos mucho hacia Libia, una vez que quedó claro que aquello iba a reducirse a los partes de guerra diarios y que las operaciones estaban estancadas.  Gaddafi sigue allí. Los que no siguen son los enviados especiales que, salvo excepciones, están de vuelta reclamados por la empresa para cubrir otras historias. Y no se habla mucho de Siria, aunque el recrudecimiento de la represión estos días hará girar de nuevo el foco por un tiempo hacia los crímenes del presidente el-Assad.

Yo estoy convencido de que estos acontecimientos tienen mucha más importancia que un huracán en el Golfo de México o que el atropello de un inocente peatón en una calle de Estambul grabado por una cámara de seguridad. Pero para informar de lo primero es necesario hacer periodismo mientras que para lo segundo basta con mirar en youtube y agarrar cuatro videos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Periodismo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s