Más pedo que Alfredo

Al pobre de Rubalcaba no se le ocurre otra cosa que soltar el otro día cierto bombazo en los papeles. Atentos a lo que dijo el buen hombre en una comparecencia en Galicia: ‘Sé lo que hay que hacer para crear empleo y lo explicaré en mi programa’. ¡Con dos cojones! Después de cuatro años como portavoz y tres como ministro del Interior en el Gobierno de los cinco millones de parados y la crisis mastodóntica, el tío ha visto la luz. Desde las filas del Partido Popular -otros que tienen la fórmula mágica pero se la guardan para cuando estén al mando – no han tardado en saltar a la garganta de Alfredo. María Dolores de Cospedal, presidenta de Castilla la Mancha y baronesa en auge, afirmó que “sería casi delictivo tener la solución contra el paro y no haberla aplicado”.  Hipocresías aparte, hay que admitir que a la Lola no le falta razón. Ante semejante cagada uno no puede sino preguntarse, ¿de verdad éste es el frío estratega hiperinteligente -al que algunos llaman el Maquiavelo español -que nos han vendido? De ser así, el pobre Niccoló debe de estar revolviéndose en su tumba. La historia de la política está llena de grandes astutos, como Talleyrand, Fouché o Ben Franklin; Alfredo, con estas declaraciones, se pone a la altura de grandes comunicadores  históricos como Fofó y Chiquito de la Calzada.

Rubalcaba, como Mariano en el debate del Estado de la Nación y toda la legislatura atrás, no es un delicuente al tener el secreto y guardarlo para cuando mejor convenga. Rubalcaba, simple y llanamante no tiene ni puta idea de cómo acabar con el problema. Y tira por el camino más corto: tratar a los ciudadanos como gilipollas.

En una entrevista, también el domingo, en el diario El País, el flamante candidato socialista se autoenceraba y recordaba sus años mozos en el atletismo. En el texto, si se fijan, el periodista advierte de que a Alfredo no le gustan las interviús escritas, porque la letra impresa no permite captar su principal arma retórica: la ironía.

Aclarado queda.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Desastres. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s