Vidalita

La Vidalita es argentina. El nombre le viene, dicen, de la unión de vida y el diminutivo quechua -la, y significa algo así como un grito: ¡Ay, vida, vidita!. La cantaban los antiguos en el campo y habla, generalmente, de penas y amores y tiempo perdido. En algún momento, los flamencos la hicieron suya y a fuerza de guitarra templada la metieron por hondura en el amplio espectro de los cantes derechos. Hablan los estudiosos que fue el cantaor Manuel Escasena quien la popularizó y la integró en el canon.

Se dice lenta y contenida, dejando caer el dolor como quien no quiere la cosa. En el disco Nueva York-Granada, Enrique Morente y Sabicas metieron por vidalitas una letra para enmarcar: Tristes estilos de amor, la vieja sonanta gime y una pena negra oprime la garganta del cantor, porque el viento del dolor que aúlla en la lejanía le arracó la alegría a los bordones de plata de aquel clavel escarlata…

No se puede cantar mejor.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Canciones y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s