Delacroix

Eugene Delacroix (1798-1863) fue un pintor magnífico que cometió un grandísimo error: en algún momento de su vida, en un arrebato de dios sabe qué, pintó La Libertad Guiando al Pueblo. No tengo nada contra semejante cuadro. Sólo digo que miréis la portada de un libro de Delacroix. O buscad su nombre en el Google Images. Aparecerá invariablemente la dichosa señora con la teta fuera alzando la bandera gabacha sobre una tropa de moribundos. Esa pintura se comió a Delacroix y a su obra. Una injusticia.

Entre los cuadros maravillosos que la alegoría libertaria dejó en un segundo plano, ninguno como ése de ahí arriba. Se llama Huérfana en el cementerio y fue pintado en 1824. ¿Qué mira la muchacha? ¿Qué está viendo? Es una pintura hipnótica, no se puede escapar de ese rostro y esa boca entreabierta.

Nadie pintó la muerte como Delacroix

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Arte. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s