Semana de cuchillos largos

En el relato de los resultados electorales, la acción, la tragedia y el drama se centran en el Partido Socialista Obrero Español. Después de sufir la peor derrota de su historia, la organización se enfrenta a una reestructuración interna cuyas consecuencias son imprevisibles: hay quien ya pronóstica la muerte del PSOE, la refundación, una nueva vida más modesta como partido mayoritario del progresismo enfrentando a un Partido Popular electoralmente intocable. Personalmente, no creo que sea para tanto. No veo una España a la italiana, ya saben, con un único partido de derechas fuerte y engrasado para ganar elecciones y multitud de pequeños partidos de izquierdas electoralmente inútiles. Además, habrá que ver gobernar al Partido Popular. Hasta ahora les ha bastado con la estrategia de mantener la boca cerrada y esperar, pero es de suponer que en algún momento entre ya y las próximas elecciones tendrán que hacer algo, sobre todo en las nuevas comunidades y ayuntamientos que ahora gobiernan. Habrá que verlo.

El PSOE, ya se sabe, no destaca precisamente por su brillantez. Hablamos de una organización torpe, que en su initerrumpida toma de decisiones estúpidas ha llegado a alcanzar las más altas cotas del patetismo. La mecánica interna del relato exige del PSOE un nuevo giro que alimente la trama. El Partido Popular en ese sentido tiene poco interés: han arrasado, suyos son el Poder y la Gloria, la palmadita en la espalda y el laurel. Las intrigas internas que hasta hace poco daban para un Falcon Crest en versión casposa y cañí se han vuelto escaramuzas amables: los abrazos han sustituido a las puñaladas. El PSOE, en cambio, se asoma al abismo. Sólo hay que fijarse en los medios: el foco de la actualidad no está sobre Mariano Rajoy, sino sobre Rodríguez Zapatero y sus secuaces. Los medios informan de cualquier movimiento dentro del partido. La disyuntiva entre Chacón y Rubalcaba, entre primarias y congreso extraordinario, entre elección a dedo del nuevo rey o sometimiento a los militantes, son los grandes temas de debate estos días.

Hoy miércoles tendrá lugar en el Congreso la primera sesión de control post 22M. El Partido Popular ya se ha apresurado a pedir al gobierno que se someta a una moción de confianza. Eso es como pedirle a alguien que si no le molesta se pegue unos cuantos tiros en los pies. El gobierno puede ser estúpido, pero no hasta ese punto. Los chicos de Zapatero ya han contestado que nanay y que si hay huevos se lance desde el PP una moción de censura. En la práctica eso supone votar la continuidad del presidente del gobierno. Si se pierde la moción de censura hay que elegir un nuevo presidente (¡hola, Mariano!). El problema es que entonces Rajoy tendría que exponer en el Congreso su proyecto político y el gran hombre no está por la labor. Así pues no habrá moción de censura ni de confianza. Salvo debacle, Zapatero agotará la legislatura y en 2012 el PSOE se estrellará estrepitosamente en las generales a menos que consiga movilizar a sus bases. Problema: el PSOE ha olvidado que sus bases son de izquierda.

Leonard Cohen escribió que los vencidos son hermosos. No es el caso. Veremos qué ocurre a lo largo de la semana y qué camino sigue el PSOE. Yo apuesto por el Congreso  Extraordinario. Después de que ayer El País desvelara que la ejecutiva socialista no piensa girar a la izquierda porque considera que la gran mayoría de los votos se han marchado hacia el PP y UPyD, lo menos que uno espera de esta gente es que siga suicidándose sin remisión.

(Por alguna razón extraña no puedo añadir los enlaces de esta entrada. Se intentará solucionar en los próximos días. Señores de WordPress, un poquito de por favor)
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Desastres. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s