Grandes losers de la Historia de España: Domingo Badía, aka Alí Bey

Domingo Badía nació y vivió casi toda su vida en el siglo dieciocho pero fue, sin duda, un hombre del diecinueve. Espía para dos naciones, vividor, arabista, viajero infatigable, escritor de uno de los grandes best sellers de su época, militar y hombre de mundo, nació en Barcelona en 1767 y desde allí se trasladó en su juventud a una pequeña comarca almeriense, donde quedó prendado, en la edad que forja los sueños de la madurez, por la cultura musulmana, cuyas huellas inundaban aquellas tierras. Marchó a Córdoba, donde se arruinó con un negocio de globos aerostáticos, lo cual dice mucho del carácter del personaje, y donde aprovechó para estudiar y aprender la lengua árabe, adentrándose en los misterios de una cultura que le atraparía para siempre.

Llegó a Madrid huyendo de su ruina cordobesa y en la corte entró en contacto con Manuel Godoy, favorito del rey Carlos IV y en la práctica, el hombre más poderoso de España. Por encomienda del gran hombre realizó el primero de sus viajes en el año 1803.  Ahí fue donde murió Domingo Badía y nació Alí Bey el Abbasí, noble musulmán descendiente de los abasíes de Bagdad, del mismísimo Harun Al Rasid que reinó como califa durante el siglo VIII y paseó  después su eternidad por las páginas de Las Mil y Una Noches: Alí Bey, nacido Domingo Badía, emprendió camino desde Marruecos a Turquía, con un pasado ficticio a cuestas, pariente del propio Profeta, abriéndose paso donde antes que él fracasaron sin descanso los exploradores de la vieja Europa. Godoy recibió puntualmente información de los descubrimientos de Badía a través de mensajes cifrados.

Ganándose el favor de sultanes y emires gracias a sus amplios conocimientos, que iban desde las matemáticas a la filosofía o la astronomía, llegó hasta La Meca, donde se convirtió en el primer cristiano en besar la Kaaba, la gran Piedra Negra donde según la tradición musulmana se funden el cielo y la tierra. Deambuló por Damasco, El Cairo, Jerusalén y Constantinopla, en un periplo que se alargó durante cuatro años, hasta 1807. Casi una década después, en 1814, recogería sus andanzas en un libro, Los Viajes de Alí Bey, escrito originalmente en francés y que se convirtió en un éxito rotundo en toda Europa. Grandes viajeros posteriores, como el mismísimo Sir Richard Burton, que también entraría disfrazado en La Meca, reconocieron la importancia de la obra de Badía, con sus minuciosas descripciones y sus dibujos.

Pero Domingo Badía fue más cosas. En 1808 se presentó ante Napoleón, en aquella época poco menos que señor de media Europa, a quién ofreció sus servicios en plena Guerra de la Independencia. Reticente en un principio, Napoleón envió a Badía a Madrid, donde fue acogido por José I Bonaparte, hermano de su Ilustrísima y a la sazón rey de España. José I lo nombró alcalde de Córdoba, cargo que desempeñó durante poco más de un año. Abandonó España camino del exilió en París, como tantos españoles que en aquella guerra eligieron el bando francés, y allí publicó su famoso libro de viajes, que fue sólo uno más en una extensa obra escrita que abarca desde la geografía a la biología, la botánica, la meteorología o la zoología.

En 1818, esta vez al servicio de Francia, emprendió viaje hacia Damasco. Para la ocasión, tomó el nombre de Alí Otman. Fue su último viaje. Aunque el misterio envuelve su muerte, como en cierto modo envolvió toda su vida, se cree que fue interceptado por los servicios secretos ingleses y que fue envenenado en algún lugar de la ruta a Damasco, en torno al año 1820.

Domingo Badía aka Alí Bey fue un personaje único, hijo de un tiempo único. Su vida da para varios libros y alguna que otra película. Hoy es uno más de tantos nombres olvidados.

(Fuentes: Aquí, aquí y aquí)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Grandes losers de la Historia de España: Domingo Badía, aka Alí Bey

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s