Perra Vida

Miguel Ángel Benítez Gómez murió en Jérez el 6 de Julio de 2004. Tenía 21 años recién cumplidos. Su música es un pequeño milagro. De alguna manera, consiguió volver poesía sus letras por el camino más difícil: el de la sencilez. Cantó con Los Delinqüentes, banda de la que fue fundador y con la que grabó  dos discos. Su hermano ha recopilado algunas de las canciones que dejó grabadas antes de morir. Esas canciones, desnudas y a medio hacer, se publicaron en el disco Como apretar los dientes. Muy recomendable. Ésta debe de ser la canción que más veces he escuchado en mi vida. Siempre me pone de buen humor. La última grabación inédita que ha salido a la luz se llama Me vale la pena. Es una versión alternativa de La niña de la palmera, primer single del segundo álbum de los Delinqüentes. Nada como guitarras y palmas para cantar las tragedias de la vida. Y olé.

Si ya no tengo trabajo, si ya no tengo dinero, la vida va cuesta arriba y a veces me desespero. Me voy por el puerto abajo, yo quiero ser marinero, las olas de mi bahía yo las navego corriendo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ídolos, Canciones y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s